Amistad y más.

Este encargo es muy especial.
La entrega comenzará con un abrazo fuerte, muy fuerte.
Ese abrazo que hace tanto tiempo que teníamos ganas de darnos.

La distancia algunas veces es algo relativo.
Un kilómetro se puede convertir en centímetros, sólo por el mero hecho de saber que alguien te comprende sin dar muchas explicaciones.
Alguien que pasa por los mismos o parecidos momentos, y que puede ser capaz de terminar mis frases o sentir lo mismo o vivir lo casi idéntico.

Luego, después de los abrazos, intentaremos adaptarnos los unos a las peculiaridades de los otros y viceversa. Un refresco, unos columpios, un paseo... lo mismo da, serán minutos de alegría.

Entregaré las Maris que me encargó:

Esta Mariantonieta.... y



Esta Marimoscú:

Y terminará la visita, con más abrazos, muchos besos y alguna lágrima... Tal vez, muchas lágrimas. Y volveremos a lo de siempre, a la distancia, a los correos y a llamadas de teléfono.
Pero no será lo mismo. Será mejor.
Mil besos desde mi corazón, familia de tres!
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips