Mi cumpleaños y mi regalo: Tangkou Chinese Dress

Pues sí, he pasado la barrera de los cuarenta. 365 días más, justamente. 41 añazos.
Un horror, porque de verdad se pasa de ser "treintañera" a "cuarentona" ya del todo. Me salva que mi aspecto es aniñado y que aparento muchos menos de los que tengo. Y eso consuela un poco, pero no mucho. Cuando ves, que el puñetero pellejo del cuello no se comporta como antes y no está tan elástico... ¡Mierdis!
Antes estirabas y ¡doing! volvía al sitio. Ahora estiras y... ¡doooiiinnnggg! más lento y perezoso, vuelve a su sitio.

De momento es el cambio que más he apreciado. Bueno, eso y que las "marcas de expresión" son más "expresivas" que antes. Pero aún no hay ni patas de gallo, ni canas. Aún queda algo.
Tampoco estoy lo que se dice obsesionada (al contrario de lo que parece), porque sigo con mis hábitos de cuidado faciales y corporales. Estas cosas llegan, así que cuanto antes lo aceptemos, mejor. No me preocupan las arrugas, no me preocupan las arrugas, no me preocupan las arrugas.... 

Así que para aceptar el paso del tiempo, como regalo de cumpleaños me he pedido: UNA MUÑECA TANGKOU Chinese dress.
Toda una incongruencia, que viene a demostrar que no tengo ni solución, ni la tendré. Vicio, puro vicio.
Un bolso y un pantalón son más acordes con las circunstancias y me gustan mucho los dos. Pero me hace más ilusión LA MUÑECA. ¡Dónde vamos a parar!

Creo que alguna vez he comentado que me encantan las Blythe, pero tienen un precioooooo. Os he contado que tengo 2 muñecas Dollcena, una Pettite Blythe y una Barbie fashionista (Me encanta porque es articulada)

Descubrí la Tangkou: un poco más estilizada que una Blythe, también tiene mecanismo para cambiar de tono los ojos. Ojos durmientes, es articulada y el precio no está mal. Cuando ví, la que va con un vestido chino, me enamoré perdidamente. Loca y perdidamente enamorada.

Me ha costado un poco conseguirla, ya que la web donde la he comprado estaba cerrada porque se habían ido de viaje a Japón, a proveerse. ¡Porras!
Eso sí,  ha ayudado mucho que es una web barcelonesa, porque últimamente me muevo por webs en inglés y el google traslator no me gusta.... se inventa más que yo el significado. Así que comprar en una web, donde usan el mismo idioma es todo un aliciente.

Una vez, que ya he hecho el pedido, pagado y confirmado, he respirado. Porque estaba deseando tenerla en casa. Aún no estaba, pero sí en camino.

9:30 de la mañana. Suena el timbre del portero automático.
"Paquetito, seguro que paquetito" voy saltando por el pasillo. Y sí. Paquete para Silvia.
Salto y salto, mientras espero. "Paquetito, paquetiiiiiito" Me desespero porque tarda... "Oing, qué pasa?" Supongo que los dos ascensores ocupados. Por fin, oigo la puerta del ascensor, porque estoy agazapada detrás de mi puerta.

El transportista sonriente me entrega el paquete. Yo sonrío más que él.... le firmo con mil amores el papelito.
Y abro el paquete:



tangkou-doll-



QUÉ MONAAAAAAA, en su caja, con su pasaporte, peana, bolsito, braguitas, peine, cepillo y su diadema.


tangkou-doll-


Me cuesta un poco colocarla de pie, le pesa la cabeza. Pero es una cabezona guapíiiisima.
Ah, también la chapita de Madame Chocolat, que traía el paquete.


tangkou-doll-

Y aquí se puede ver los distintos colores de ojos que tiene. Algunos colores son más bonitos que otros, la verdad!!!
Yo estoy enamorada, no cabe duda.
Espero que mi Barbie, no se ponga celosa. Tengo amor para todas.

Ayyyyyyy, estoy contentísima. ¿Se nota?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips