De boda!!!

Mi día a día, son camisetas y vaqueros. Ropa que me permita estar lista en un pis-pas. Tal vez, los fines de semana me arreglo algo más, pero es en las bodas o eventos especiales varios, cuando aprovecho y hasta me maquillo y todo!!! 

Toda esta historia comienza en la boda de un primo. Hace mil años. Mi madre quería comprarme ropas que no me gustaban y a ella no le gustaba nada de lo que yo quería comprarme. Al final me puse burra y me dejó ir como yo quise. Era la única en toda la boda con Levis nuevecitos, estaba harta de los vestiditos. Purita rebeldía. ¡Por dios, qué años aquellos!

Tiempo después vino la boda en la que me cosí (que no cortar) mi propio vestido.
Unos años más, en mi propia boda el traje hecho en la modista, una cosa sencilla y a mi gusto.
A lo que siguió, mi vestido de novia cortado en minifalda para otra. Y nadie se dio cuenta, salvo los novios, que habían estado en mi boda.

Las bodas (tres para ser exactos) de mis pantalones de fiesta anchos en negro y variaciones en la parte superior... A eso se le llama reciclar!!!!
Aquella otra, con un vestidito negro pero unas medias con todas las tonalidades de rosa que existen (desde el fucsia hasta el rosa palo), en unas margaritas. Os aseguro que las otras invitadas fliparon con mis medias, pero una vez pasado el estupor inicial, como de toda la vida...
Una boda con el vestidito verde cuello halter.
El elegante vestido de encaje negro, de la boda de hace dos años (os hablé de él aquí)

Y ya por fin, la equipación de este año.
Cuando me entero que tengo boda, suelo aprovechar las rebajas. Algunas veces las de navidades, con los vestidos de fiesta y otras veces las de verano, depende como cuadre la noticia. Soy práctica y eso de pagar más por una cosa que no voy a usar mucho.... me da no-se-qué.

Así que cuando vi el vestidito y el chal de fiesta, que están en la foto, de una talla muy pequeña (como yo) y un precio muy pequeño... no lo dudé. Monísima por un precio increible. Un chollo!!!!! Porque mi primera intención era repetirme con el de hace dos años.


Boda

Para el pelo, una diadema con unas plumitas negras.
Luego pensé, a este vestido le va unos guantes..... Ya tengo guantes, les he cosido un lacito beige.
Y me he hecho un broche vintage....  Encontré en Shana un colgante-reloj mariposa, que he adaptado al imperdible, junto con una pequeña flor, el mismo lazo que en los guantes y la torre Eiffel. Me encanta y encima da la hora!

broche_imperdible_vintage-


Los zapatos, también en beige. (En la foto tienen mucho color, pero no, tienen el mimo tono -o casi- que lo demás)
Y ya, mi bolso de flecos, del que ya os hablé en un post anterior y os enseñé cómo lo hice.

Pero con lo que no hemos contado es con el tiempo meteorológico. ¿Por qué el Norte es tan verde? Pues, porque llueve mucho. Hay veces que demasiado.
Y en esta boda, a finales de junio, hemos tenido de todo: 15 grados, viento y lluvia. Al borde de la hipotermia estuve mientras esperaba a que terminase la ceremonia civil, en un bucólico jardín cerca del mar. Porque yo, cuando hay 15º llevo abrigo, no un palabra de honor.

Ayyyyyy, qué-horror!!!!!!! me castañeaban los dientes y todo. Y la organza es bonita, pero no abriga, ná de ná, y durante la ceremonia me las ví y deseé. Una vez que terminó y entramos a la pérgola acristalada para el cóctel tuve menos frío pero tampoco se puede decir que estaba cómoda.

Aquí estoy sonriendo congelada pero mona, con todo el equipamiento boderil.


Ya pasaron aquellos tiempo de rebeldía... Ahora no voy en vaqueros en una boda, ya que es mi uniforme casi-diario, ni me planto las medias más raras que encuentro. Ahora me apetece ir de "señorita fisna"
Ayyyy ... Me estoy haciendo mayor!!!!!

Y vosotras, cómo vais a las bodas: informales o super elegantes?

Besos.



2 comentarios:

  1. Muy gracioso tu comentario.
    Yo tengo una boda a final de mes y también quería aprovechar uno de esos vestidos.que tienes para ocasiones especiales, pero mi chico y yo nos enamoramos.de un vestido azul marino de un escaparate y me lo compró.
    Yo también pienso que es un horror gastarse mucho en algo que usarás una o dos veces, sobretodo en los tiempos que corren, pero como estoy un poco depre porque he engordado más de 20 kilos en los dos embarazos, nos hemos dado un capricho...
    Bueno guapa, me encantan las cosas que haces y que lo compartas.
    Muchas gracias y un beso

    ResponderEliminar
  2. Oh Judith,
    gracias a tí, por dejar un comentario, por compartir conmigo tus cosas, y por ser tan maja.

    Seguro que vas estupendísima con el vestido azul. Y sí, la coyuntura no está para cohetes, pero también creo que un día es un día. Y un simple detalle puede hacernos muy felices.

    Qué lo paséis muy bien en la boda, muchos besitos a tus dos retoños y a tu chico (por dulce) y a tí uno enorme.

    Hay días en los que da gusto por los comentarios tan ricos que dejáis.

    Vuelve cuando quieras!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips