Poniendo un cesto al Trensum, el espejo de baño del Ikea.

Si quieres aprovechar el espacio que ocupa el espejo del Ikea Trensum, te propongo un pequeño truco: ponerle un cestillo de mimbre... Como este.


Espejo_trensum_con_cesto-

Aquí se puede ver mejor.
Espejo_trensum_con_cesto-

Este es un cestillo que compré hace mil años en CASA. En él, venían cuatro vasitos con cuatro velas, como el de la foto. Después, yo le he puesto esa florecilla, para decorar un poco.
Espejo_trensum_con_cesto-

Solamente, necesitas desenroscar la base. Buscar el centro del cestillo e introducir, con mucho cuidado el mástil del espejo, por el agujero.
Vuelve a enroscar el espejo a su base, con el cesto insertado. 
Esta es una imagen del cestillo elevado para que veáis el mástil del espejo y la base.
Espejo_trensum_con_cesto-

En él tenemos las colonias y el detallito de decoración, pero al final siempre acaba la pasta de dientes, dentro.
Espejo_trensum_con_cesto-

Pero puede servir para guardar mil cosas, que serán fáciles de encontrar. Yo que sé: gomas, orquillas, etc.
Espero que os haya gustado y que toméis nota, si os parece buena idea.
Muchos abrazos y hasta luego!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips