Dónde estés, te recordaremos siempre.

Este fin de semana, nos has dejado. Y estamos muy tristes.
Y estés dónde estés te recordaremos siempre.

Fuiste de las pocas personas que  siempre que celebraba el cumpleaños de su hija, invitaba al nuestro.
Eso es de agradecer, no todo el mundo se acuerda del niño discapacitado del aula. No todo el mundo, inculca a sus hijos, como normal, tener un amigo con discapacidad.
Aunque para nuestro hijo, diagnosticado de autismo severo, la amistad, sea un concepto distinto, estoy segura que te estimaba y quiere mucho a tu hija.

Y echaré de menos, el veros por la calle y que le pidas al niño un beso.
Qué le preguntes cosas y que le des besos. Qué le pidas abrazos para tu hija. Él grande y ella pequeñita.

Me quedo, con el último cumpleaños. Me quedo con la última vez que te vi: yo con el perro y tú volvías del super y nos saludamos.

Gracias, por todo. Gracias por tu cariño.
Un gran abrazo a la familia. Un gran abrazo, siempre.

Silvia, O. y G.
Blogging tips