Sombrero de paja.

Hace un par de años, no recuerdo bien cuándo (como pista os diré que se llevaban los sombreros cowboy) una revista de moda, regalaba uno.

Un sombrero cowboy de paja. 


Sombrero-cowboy-paja-


A mi las gorras o sombreros de tela, no me van. Lo tengo comprobado que si no me respira la cabeza, tengo lipotimia segura. Así que cuando lo vi, me dije: "¡Eh, que chulada! Necesito un sobrero de paja nuevo y así mato dos pájaros de un tiro: leo la revista y pongo la cabeza a salvo del sol".

Cuando me lo puse en casa, ya no me pareció tan buena idea. Estaba sumamente espachurrado, no había forma humana de que pareciera un sombrero de cowboy. Era un sombrero de vaquero, al que le había pasado el ganado por encima. ¡Qué digo el ganado! Había pasado por encima el 7º de caballería, unos caballos salvajes y el ganado..........
Así que lo que hice fue mojarlo, mucho, bien mojado. Y ponerle en el ala peso, para que al secarse se quedase horizontal. No conseguí dejarlo horizontal del todo. En la foto inferior, se ve como en la parte derecha aún se levanta.

Lo bueno que tiene es que, al tener el ala tan ancha, me hace sombra en toda la cara y eso es muy agradable para mí.


Sombrero-cowboy-paja-

Le he puesto una cinta negra. Es un lazo negro que tiene un dibujo de flores en relieve. Quizás un poco soso, pero me gusta como queda así. ¡Mucho mejor que antes!
También tiene algo muy bueno, tiene una cinta para sujetar el sobrero a la cabeza, ideal para los días de viento. Desde luego para ser de regalo, está muy bien.

Si queréis ver cómo me queda el sombrero, podéis ver el post de "Lugares de interés: Zumaia (II)", donde en una de las fotos lo llevo puesto.
Besos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips