Visitando el nacimiento del río Cadagua.

Allá por mediados de mayo, nos acercamos un sábado al nacimiento del río Cadagua, en las Merindades, en el Valle de Mena (Burgos)

Era un sábado de esos que no sabes si va a llover o por el contrario el sol va a poder salir de ese muro blanco y liso que es el cielo. No sabes si ponerte las gafas de sol o abrir el paragüas... Un lío.

Se nos ocurrió ir al nacimiento del río Cadagua, ya que no queda muy lejos de casa. Así que nos preparamos y nos fuimos todos, incluido el chucho. 

Llegamos a la localidad de Cadagua, recibiéndonos una maciza iglesia y allí aparcamos.


Nacimiento del rio cadagua


A los pies de la iglesia, en una esquina dos cayados esperando ser usados por el siguiente caminante. Curioso.
Dejamos atrás la recia iglesia, para ir a buscar el sendero que lleva al nacimiento del Cadagua.


Nacimiento del rio cadagua-


El nacimiento está muy cerca del pueblo. En esta enorme campa (de la foto inferior), dejé suelto al perro. Siempre hace lo mismo. Se pone a correr como loco, de un lado a otro, de aquí para allá, como celebrando que por fin le he liberado. Como si nunca fuese suelto. Como si nunca hubiese visto una pradera.
Nosotros le solemos mirar entre extrañados y resignados unos segundos y continuamos la marcha, sin darle más importancia. Ya se cansará. 

Y sí, se cansa cuando ve que su festival de carreras locas sin sentido, no tienen público. Se une al paseo.


Nacimiento del rio cadagua


Una vez atravesada la campa, comienza a apretarse el verde. A sentir y a oír el agua cada vez más cerca.
Primero, ves el agua entre las hojas...


Nacimiento del rio cadagua


Para después, tener que atravesar pequeños arroyuelos. 
El sendero es fácil. El perro se divierte adelantándose y esperándonos. Yo me divierto fotografiando el frescor, intentando no caerme en él y el maridín ayuda al niño a cruzar. Él no es muy ágil, pero acepta todo tipo de paseos. Pero necesita un poco de apoyo.


Nacimiento del rio Cadagua


Vamos llegando al final. Es todo tan verde, tan fresco y tan bonito que merece la pena ir, solo por verlo.


Nacimiento del rio Cadagua


El río Cadagua, nace de entre las piedras. Desde las profundidades de la peña. Es todo tan húmedo que las rocas tienen un manto de musgo impresionantemente verde y lleno de vida.


Nacimiento del rio Cadagua


Entro más adentro, para sacar más fotos. Tengo que ir con cuidado, resbala. No es cuestión de tener un chapuzón improvisado.

Se oyen pájaros, las hojas movidas por el viento, el rumor del agua golpeando las piedras.  Huele frío, a húmedo, a bosque descompuesto y a barro. 
La paz se rompe con el sonido del Cadagua escapando hacia el mar.


Nacimiento del rio Cadagua


Hay una pareja de visita como nosotros. Después veremos otra. Pero la paz del lugar es total.
Comenzamos la vuelta. Un extraño resolillo se vislumbra entre los árboles.

He bajado hasta la orilla a tomar un par de fotos del musgo, las rocas y el agua. ¿Puede haber más tonos de verde? Creo que no. Allí estaban todos.


Nacimiento del rio Cadagua


Subo rauda y veloz, no me esperan. Así que, una última foto antes de salir corriendo (literal) para reunirme con ellos. El niño, cuando emprende la marcha, la emprende. Así que me toca correr si me entretengo. Tampoco el perro me espera, prefiere ir con el resto, pero cuando me acerco me recibe contentísimo de verme.

Unas gotas comienzan a caer... Oh, oh.. Cielo con resolillo, unas gotas sueltas...  


Nacimiento del rio Cadagua


Comienza a llover con más fuerza cuando llegamos al coche. Montamos. 
A la altura de Lezana de Mena, nos detenemos para tomar algo en la terraza del bar que está justo enfrente del Castillo o Torre del homenaje del castillo de los Velasco (s. XIV). Es impresionante.

Disfrutamos de un café, mientras vemos como por nuestra derecha el cielo se torna gris, casi negro. Y desde allá arriba resuena un trueno.
Arrecia la lluvia. Antes de irnos una foto a la torre y a su reflejo en los charcos...


Castillo de los Velasco en Lezana de Mena


Nos vamos.
Y es aquí cuando comienza el post que titulé "Niebla"...
Comienza a llover, por lo que la excursión se estropea. Primero, cae tímidamente, después el tamaño de las gotas aumenta. ¡Y de qué manera!
Las nubes cargadas de agua, oscurecen el día. Alguna farola se enciende, entendiendo que por fin ha llegado la noche. Comienza a refrescar y un escalofrío me recorre la espalda...

Así que ya sabéis como acaba la excursión: con nosotros dentro de la niebla densa, que me hizo ir muerta de miedo. 

Salvo eso, la visita al nacimiento del Cadagua fue fantástica. Digna de repetirla en otra estación para saber si el verano le ahoga o tal vez el invierno la inunda.

Espero que os haya gustado el paseo virtual por las tierras de Burgos norte, por las Merindades y el Valle de Mena.
Es un sitio precioso que tiene mucho por descubrir. Volveremos.

¿Y vosotros, conocéis la zona?
Besos
Lugares de interés

8 comentarios:

  1. Que pena no estar más cerca para poder conocer esos lugares tan encantadores que parece que me están llamando. Que gracia porque de nuevo me has tenido enganchada a tu lectura, no sé cómo lo haces pero no puedo dejar de leer para saber el final. En este caso gracias a tu aventura con la niebla sé el final del día.
    Pero me ha encantado descubrir de dónde veníais y poder comprobar que un lugar así merece ser visitado por segunda y tercera vez si se puede. Que bonitas las fotos y cuanta magia hay en ese lugar lleno de naturaleza pura. El verde es tan intenso y bonito que no puedes dejar de mirar las distintas tonalidades.
    Que gracioso tu perro tan contento cuando lo soltáis, es muy efusivo por lo que se ve y vive con mucha intensidad vuestras excursiones y escapadas. Tu como siempre con tus buenas fotos y haciendo de reportera de nuevo para tener la oportunidad de los rincones que tenemos tan bonitos y que tiene que ser un gustazo estar rodeado de ese sonido, ese olor y esa magia que se ve en tus palabras y tus fotos.
    Disfruto mucho, se nota verdad, pues sigue contando tus aventuras y experiencias que me da la sensación de estar en ellas contigo. Haber cuándo es la siguiente excursión y con qué nos sorprendes.
    Besitos Silvia y gracias por estos ratitos tan agradables que me haces pasar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bea!!! La verdad es que estamos rodeados de sitios maravillosos.
      Me alegro que te haya enganchado con mi pequeño relato del paseo que hicimos!!!
      Qué felicidad, que mis fotos te den ganas de ir a visitar el lugar. La verdad es que el nacimiento del Cadagua estaba tan lleno de verde que las fotos se hacen solas.
      Gracias Bea, porque si yo te hago pasar buenos ratos, tú con tus comentarios, me animas mucho. Eres un cielo.
      Besos

      Eliminar
  2. Que precioso lugar, me gustaría conocer algún día!
    Me imagino como disfrutaron todos y también al perro corriendo de acá para allá! jiji
    Besotes,
    Angela
    gatito jerome: boda y diseño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angela,
      el nacimiento del cadagua es precioso, si un día puedes ir, visítalo.
      ¿El perro? es el que mejor se lo pasa, como le gustan esas salidas en familia (para él será en manada, no?)
      Besos

      Eliminar
  3. Claro que he disfrutado con tu excursión virtual, pero lo mejor de todo, que me han entrado ganas de repetirla personalmente. Gracias, besotes.

    ResponderEliminar
  4. Oh, siiiiii Inma es precioso y además nos queda cerca. Así que anímate, ya me contarás. Besos

    ResponderEliminar
  5. Que sitio tan bonito, me encanta los nacimientos de los ríos, tienen como magia.Musutxus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. siiiiii, Nekane, el del Nervión, el del Cadagua, Ebro... a mí también me gustan!!! Besos

      Eliminar

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips