Mi propio Halloween: Susto o susto - Anécdota.

Os voy a contar el susto más grande que nadie me haya dado. Fue mi hermano.
Si le preguntas por el tema, todavía se troncha, se descojona . Yo no. Ni de coña. Os cuento...


Yo era una alegre mozuela, estudiante que no estudiosa, pero ese día sí que lo estaba haciendo. Algún examen del insti, supongo. Porque así, porque sí, no creo que me diese por "hincar codos".

Os pongo en situación. Sola en casa. En el salón, sentada a la mesa, con un montón de papeles diseminados por encima. No se oía ni el vuelo de una mosca. Tranquila y confiada, quemándome las pestañas con los apuntes. O eso.

Cuando oí un suave "clic-clic". Yo sabía perfectamente qué era ese sonido, era el de la alarma (desconectada) de la puerta de casa. Desde donde yo estaba, la puerta de entrada no se veía, por lo que esperé en mi sitio, a ver quién entraba.


Basaak doll


Pero no lo hacía nadie. Los pelos en punta... No entraba nadie... Se había abierto la puerta y no entraba nadie... ¿Qué hago, qué hago, qué hago? Me empecé a cag.... Digoooo, a asustarme de verdad.

¿Porqué no entraba nadie? ¿Seguro que había oído el tan reconocible ruidillo de la alarma? ¿Qué estaba pasando? ¿He oído la llave? No, no, no, no, la llave no la había oído... Pero sí, el "clic-clic" Ay, ay, ay, ay....

Es ahora, cuando en el cine, la protagonista coge un cuchillo de grandes dimensiones y súper valiente, se levanta de la silla y va hacia la puerta, dispuestísima a asesinar de una certera cuchillada al inferliz que se le ha ocurrido interrumpir sus estudios.

En la vida real, osea yo. No tenía un cuchillo ni de grandes dimensiones, ni de pequeñas, porque para coger el puñetero cuchillo, había que pasar por delante de la puerta de la entrada y darme de bruces con el que, o la que, había entrado sin buenas intenciones, al hacerlo así de sigiloso. 
Y valiente, valiente, pues no soy. Y os juro que desde aquel día, soy miedica-miedica. Yo creo que cogí un trauma o algo.

Busqué a mi alrededor algo que me sirviese de arma homicida, no tenía nada más que un vaso de agua (vacío, ya me lo había bebido) Un vaso de agua de cristal azul (me acuerdo como si fuese ayer)


vasos azules
Foto de vasos.


Con toda la valentía que supe reunir, cogí el vaso y blandiéndolo, como si fuese mi salvación, mi esperanza, me encaminé despacito, despacito hacia la puerta... Tan, tan, tan, tan.... (Os estoy poniendo atmósfera con tensión, en situación, ¡vamos!)

Asomé la cabeza por la puerta del salón y ví otra, que a su vez se asomaba de la puerta de entrada a casa.
Ya no pensé en nada más, no vi, ni reconcí. Comencé a gritar, todo lo que me dieron los pulmones, osea... a lo bestia.

- "¡¡¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaah aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!!!!!" - Grité muerta muertita muerta de miedo. 

¡Una cabeza de alguien asomando y no entra! ¿Porqué no entra? ¿Quién es? ¿Qué quiere? ¡Socorroooooooo! Pensé yo en décimas de segundo.

La cabeza se giró, se asustó. Y comenzó a gritar también, cuando me vió (seguro que yo daba mucho miedito con el vaso en alto, va a ser eso) - "¡¡¡¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaah aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!!!!!"-
¿Os acordáis cuando en ET y Elliot, se asustan y comienzan a gritar uno y otro? Pues igualito igualito.

La cabeza dejó de gritar. Yo no. Y empezó a reírse. Yo no. La cabeza traía un cuerpo, el de mi hermano. El graciosillo de mi hermano. El hombre me tuvo que abrazar para que yo dejase de gritar y reaccionase, 

- "¡Qué soy yooooo!" - Me decía mientras me abrazaba. Él es alto y yo menudita y delgada, así que me cobijó entre sus brazos, a ver si se me pasaba.

Yo allí dentro, me puse a llorar - "Buaaaah, buaaaah. ¡Tú eres idiota! ¡Qué me has asustado! Buaaaah, buaaaah aaaah ah ah" -. Yo llorando y él riendo. ¡Qué majo! Me había dado un susto de muerte y encima se partía.

¡Lo que son los hermanos! O te dan un susto de muerte o te abrazan para consolarte. Pero a mí, no me consolaba ya ni el tato. Me costó. Me costó sacudirme el miedo.

Ayyyyyy, él pensaba que había más gente en casa y ni en sus mejores sueños hubiera pensado que, se iba a convertir en el "Niño de la puerta" y que al estar yo sola en casa, el susto no se iba a repartir. Al contrario, se concentró en mí. Acaparadora que es una.

Ahora yo también me río. Pero aquel día, pues no mucho. Y él lo intentó, para que se me pasase el cabreo y el cague. Pero yo no estaba ya para risas. Le agradecí  los intentos, aunque no lo exteriorizara.

--- --- ---

Y hasta aquí el sustarraco que me dio mi hermano, espero que os haya dado risa, porque no pretendía dar miedo, eso aquel día.

¿Y a vosotros, os han dado un susto de muerte? ¿Luego te has partido de risa? ¿Eres miedica, como yo? ¿Te asusta unos pasos corriendo durante la noche? Porque eso da, lo suyo...
Cuenta, cuenta, lo que llevas dentro.

Bueno, besitos para todos. Y a pasar un buen día.
+Silvia de Silmariñecas 

suscríbete por email a silmariñecas

18 comentarios:

  1. XD~ Tu hermano se pasa !! te imagine tal cual con el vaso de agua en mano. --- tambien me ha pasado soy super espantada, me da miedo todo, una vez tambien tuve un experiencia traumatica, con contarte que me fui a rastras por toda una habitación... ya te imaginaras > w < ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, Siiiiii, menudo susto me dió.
      Y yo con un vaso de agua en la mano, tengo que dar un miedooooo, jajaja.
      Oh, dios mío, menuda experiencia traumática la tuya, ¡arrastras por la habitación! No quiero imaginar qué pasó.
      Gracias por contarnos!! Besos

      Eliminar
  2. Vaya susto maja, yo creo que como poco le hubiera sacudido un txalo y luego ya si eso le dejaría tranquilizarme xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, si Xandra, un buen txalo. Jajajajaja
      Besos

      Eliminar
  3. ¡¡Vaya susto!!Yo soy supermiedica....a mi me hubiera dado un sincope.:(
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isabel,
      un sincope fue lo que me dio a mí.... Desde entonces, no soy muy valiente.
      Besos

      Eliminar
  4. No soy muy asustadiza, y si me asustan es que reacciono pegando una leche, no me preguntes por qué, es como un resorte xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja, Uffff, cualquiera te da un susto, si vas y sueltas una leche!!
      Jjajajajaja.
      Gracias por comentar!! Besos

      Eliminar
    2. Jolines con "el niño de la puerta" ..."pa matalo". Pero me pongo en situación y seguro que hoy os partís de la risa.
      Yo soy de las que les gusta ver cosas de miedo para pasar miedo a lo "chachi"... pero te aseguro que cuando mi perrilla pequeña se queda mirando fijamente a un punto perdido de la habitación, por la noche, y estás sin tu "contrario" al lado, vamos, te lo haces encima, directamente.
      Gracias por la anecdota. Un beso.

      Eliminar
    3. Jajajajaja, Hoy en día? Él se ríe mucho más que yo, pero suele ser una de las anécdotas que de vez en cuando se recuentan.
      Jajajaja, miedo a lo chachi!!!! muy buena. Pero lo de tu perrilla, hummmmm si hace eso de mirar un punto perdido y seguido hay un ruidito, ¡Vaya que si me lo hago! ajajajaja
      Besos

      Eliminar
    4. ...lo peor, Silvia, es cuando después de mirar fijamente, y yo no ver nada, se pone a ladrar a "eso"....

      Eliminar
    5. ayyyyyyy Sonia!!!! Eso-si-que-da-miedito.
      Porque imagino que has descartado moscas y otros insectos (lo digo porque mi perro, caza moscas. Literal) Y si no pasa por allí ningún bicho volador... Y ladra a "eso", da un poquito de miedo o mucho!!!!
      o_O Madreeeeee.

      Eliminar
  5. Que bueno, me imagino el susto desde luego, pero el cuadro ahora no puede ser mas gracioso.
    Algo estupendo para contar sentado a la mesa recordando anécdotas familiares, nosotros lo hacemos de vez en cuando y pasamos un buen rato.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiiiiii, Matxalen, es estupendísimo recordar esa u otras anécdotas familiares, porque uno hace risas con aquello que pasó hace mil años, aunque no fuese en ese momento de risa.
      Besitos.
      Pd. me encanta tu nombre: Matxalen!

      Eliminar
  6. Jajajajaja, aún os visializo.Que malote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja, pues haces bien, porque fue un gamberro de tomo y lomo!!!!
      kisu kokoro!!!!

      Eliminar
  7. Jajajajajjajajaj ¡Qué risa con tu relato! jajjajajaja Te imagino tal cual, con el vaso de cristal azul en alto cual arma de destrucción masiva y me meo!! jajajja
    Yo es que soy muy de hacerme la valiente, que nadie vea que pierdo los papeles frente al miedo, pero es pura fachada, en el fondo soy una caguiña como tú!! jajajja

    ¡Besotes!

    Yoly.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, que sí que sí, que me pareció buena idea el vaso como arma!!! siiiii soy una miedicaaaaaaa.
      Gracias por tus comentarios!!!!!
      Besos

      Eliminar

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips