DIY - cómo hacer Kintsugi

La primera vez que supe del #Kintsugi o Kintsugikuroi, me pareció precioso, inspirador y evocador. 

Perfecto para mí, me vi reflejada. Y decidí en cuanto pudiese intentaría hacer bello, un objeto roto. Intentaría dar vida a algo que ya  Y así nació este DIY.

Antes de entrar en faena, os voy a contar qué es el Kintsugi. Y os voy a enseñar mi pieza embellecida. ¿Os gusta? A mí me encanta y estoy emocionadísima...

Por cierto, con esta entrada participo también, en el Finde Frugal 73, de Marcela Cavaglieri y su Colorín colorado Blog.


cómo hacer kintsugi


Pues bien, cuenta la leyenda que al Shogun (Señor feudal japonés) Ashikaga Yoshimasase le rompió su taza de té favorita. Como era muy poderoso, mandó la taza a su fabricante en China para que la arreglase. Pero cuando volvió la taza del largo viaje, su decepción fue enorme, porque la taza estaba unida por unas feas grapas que además no servían para unir bien, por lo que la taza era inservible...


Pero él no se rindió y pidió a los artesanos japoneses que buscasen la manera de reparar la taza. Ellos mediante una laca especial y polvo de oro, lograron recuperar la taza y embellecerla. Y así fue, como nació el Kintsugi (con oro) y sus variantes (Gintsugi - con plata - y Urushitsugi - con la laca Urushi -)

Pero no acaba ahí. El Kintsugi, es mucho más. Por eso me gusta tanto y me siento tan identificada.

El Kintsugi, es el arte de unir lo que está roto, pero dándole más belleza que la que tenía antes. Todos los objetos tienen una historia y merecen ser respetados por lo que reparando sus grietas, le damos más fuerza, valor y belleza, que antes. Ya no es una taza, es LA taza, TU taza. Única y especial.

Es el Kintsugi también, el arte de la Resiliencia, o la capacidad de adaptarse, de sobreponerse al dolor y a las situaciones adversas. Continuar, aprendiendo de ello, para ser más fuerte. Es el "Be water my friend" del Bruce Lee del anuncio.

Y es cierto, como os conté hace bien poco, mi hijo tiene diagnóstico de Autismo severo. Tuvimos que aprender a adaptarnos, sacudirnos, levantar la cabeza y mirar al horizonte con entereza, por él. Y al igual que la taza reparada con cicatrices de oro, nosotros reparamos nuestros corazones, fuimos agua y seguimos siéndolo. Trabajamos duro, nadie dijo que iba a ser fácil, pero no imposible.

Así que cuando conocí el Kintsugi, no pude menos que hacerlo mío (y ahora vuestro, si no lo conocíais) y reparar nuestro corazón y nuestras piezas más queridas, para seguir y para darles más valor.

Y aquí empieza el DIY. De cómo hice mi propio Kintsugi.

1º.- Tener una pieza a reparar con Kintsugi.
Casualidades de la vida, no tenía nada roto para reparar. Pero sí tenía un platillo y una taza, que me regaló mi abuela. Quería darle más valor del que tiene. Quería no sólo recordar a mis abuelos el día que me falten, sino recordar que se puede unir con hilo de oro y embellecer.

Así que me dispuse a romperlo. Si. A romperlo. Sin miedo, pero con precaución. Ya os enseñaré el vídeo, me reí de lo lindo, dando martillazos a la taza y el plato envueltos en un trapo.
Este paso, evidentemente, es opcional. Quedará más genuino, si se os ha roto algún jarrón, taza, o lo que sea, no lo tires. ¡¡Haz Kintsugi!!


cómo hacer kintsugi facilmente


2º.- Con un buen pegamento de contacto transparente, pegué cuidadosamente las piezas y dejé secar.
¡Ojo! Cuidado con los filos ¡Cortan!


cómo hacer kintsugi fácilmente


3º.- Frotando con un estropajo seco, quité el sobrante de pegamento. Y dejé listo para...
4º.- Con el Cerne Relief Oro de Pébéo, que compré en el curro, fui ocultando las grietas. Primero por fuera y dejé secar bien, antes de pasar las grietas del interior.




Y eso es todo, lo que hay que hacer. Tengo mi propio Kintsugi. Que tiene un montón de grietas curadas con "oro". Ahora es Mi taza y platillo. Nadie tiene ni tendrá una igual.


cómo hacer fácilmente kintsugi


¡Ya podía haber conocido antes el Kintsugi! Hace unos meses, se me rompieron tres vasitos del juego de té que tengo. Este juego de té, es de color negro brillantísimo y fue lo primero primerísimo que compré pensando en mi primera casa.


kintsugi, como hacer


Así que para mí, es súper especial. Me dió muchísima pena, que se me cayeran los tres vasitos y se rompieran. Y con gran pena, los tiré. Si llego a saber, le hubiera hecho un cosido de oro y hubiera tenido tanto o más valor para mí.

Espero que os haya gustado el diy de hoy. Y que al igual que yo, te hayas entusiasmado con el Kintsugi, su leyenda y lo que también puede significar, porque es más allá de un arte.

Besos
+Silvia de Silmariñecas

Con esta entrada participo en la fiesta de enlaces #diariodeco 

suscríbete por email a silmariñecas

49 comentarios:

  1. Me encanta la idea. Yo tengo algun jarrón roto y pegado con pegamento y hasta así me gustan, pero para el próximo intento esta técnica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Makarmen,
      Me alegro que te haya gustado, yo me enamoré en cuanto lo conocí. Y respecto a esos jarrones, puedes intentarlo y hacer kintsugi, un poco de pébéo y listo. Más bonitos que antes. Yo no tenía ningún jarrón roto, por eso me lo tuve que romper yo. Ahora, eso sí, más genuino y bonito el que se haya roto solo.
      Besitos y gracias

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¿A qué si Isabel? Yo estoy encantadísima con mi taza y plato kintsugi!!!
      Una preciosa filosofía y técnica.

      Eliminar
  3. Hola Silvia. Me ha parecido una leyenda preciosa. Es una idea muy a tener en cuenta... yo tengo algunas cositas rotas guardadas porque son especiales para mi y ahora ya sé qué hacer con ellas. Muchas gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia. Siiiiiiii, es simplemente perfecto. La idea, la filosofía, la técnica (antigua, porque la mía ha sido adaptarla con lo que tengo y conozco)
      Una maravilla. Me alegro que esas cositas rotas guardadas, tengan más valor aún con el kintsugi. Besitos

      Eliminar
  4. El sigificado de esta técnica es maravilloso. Hay que saber recomponerse de los golpes y lucirlos con dignidad y elegancia. Una preciosidad, Silvia. Un besote, bonita, y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh Isabel. Es cierto, hay que recomponerse y seguir. Y me encanta lo que dices de "dignidad y elegancia" Exacto!!!! Por eso me gustó tanto esta técnica, esta filosofía...
      Muchisimas gracias y muchos besos

      Eliminar
  5. Silvia que bonita historia y que ganas de probar. Encantada de coincidir contigo en esta linkparty, me quedo a seguirte para no perderme nada.
    Feliz Pascua
    Pi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A qué es una historia preciosa? y también la filosofía, es muy bonita. Gracias por todo y yo también estoy encantada de coincidir contigo. Besos

      Eliminar
  6. Ha quedado muy bonito, me encanta...! Que mejor que embellecer un objeto tan preciado como un regalo de nuestros abuelos, y volverlo aun mas preciado. Me encanta...! Supongo que a mis rodillas y canillas les haré Kintsugi, tantas caidas... jijijijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja Mikan!!!! En vez de mercromina en las rodillas Kintsugi??? Tú sí que sabes y tienes glamour, jajajajaja. Qué risaaaa.
      Gracias guapa, me alegro que te haya gustado.

      Eliminar
  7. Me ha encantado el post y la historia detrás del Kinsutgi... Y el resultado tiene un aire nostálgico precioso! Eso sí, creo que me esperaré a que se rompa algo para probar, que no soy tan valiente!! jajaja

    Un besote,
    Inés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si, tú espera a que se rompa algo, Inés. Es que, si yo esperaba a que se rompiese algo en casa, lo mismo pasa un tiempo y tenía ganas de contaros lo del kintsugi.
      Estoy muy de acuerdo contigo, en lo del aire nostálgico. De verdad que sí que lo tiene!!!
      Besos Inés.

      Eliminar
  8. No conocía nada esta técnica y me parece súper interesante!! Gracias por venir a la fiesta.
    xoxo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara!!! me alegro que te guste!!! qué alegría.
      Besos

      Eliminar
  9. Pero qué interesante, es un renacer y volver con más fuerza y belleza a la vida! preciosa esencia posee esta técnica.
    Gracias por compartirla,
    Bss
    Mica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mica.
      Me encanta la esencia y lo que te hace pensar, verdad? Estoy muy contenta por que te haya parecido interesante. Gracias. Besis

      Eliminar
  10. No lo conocía, si lo llego a saber antes....la cantidad de cosas que ha roto mi peque jugando al futbol en el pasillo.
    Muchas gracias por participar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Janire!
      Eso mismo pensé yo... Lo que habré tirado y que podía haber recuperado haciendo Kintsugi. (A nuestra forma claro) Besos

      Eliminar
  11. No tenía ni idea de su existencia pero me ha encantado descubrirlo gracias a ti, además la idea que cuentas de unir los pedazos es realmente inspiradora y muestra mucha fuerza para seguir nuestro camino. Be water!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchíiiiiiisimas gracias, me alegra mucho que hayas descubierto el kintsugi... Yo cuando lo descubrí, tenía que contarlo a los cuatro vientos!!!! Es taaaaan inspirador y tan renovador... Be water for ever!!!
      besazos

      Eliminar
  12. Algo había leído, pero no conocía la leyenda... ¡gracias! Ha quedado ideal!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miren!!!!! A qué es una historia muy bonita? me encantan ese tipo de cosas!!! jijijiji. Besos

      Eliminar
  13. Pero cómo has hecho eso?????? Me has dejado con la boca abierta. No tenía ni idea de que eso se podía hacer y que el resultado era tan bueno. Alucino!!! Muchas gracias por descubrirnos cosas nuevas. Cada vez que visito tu blog es una aventura. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja, Es facilíiiiisimo, y a qué el resultado es precioso. Sería más genuino si la pieza se rompe sola, pero tenía tantas ganas de enseñároslo que me decidí. Gracias por tus palabras, Muchíiiiisimos besos

      Eliminar
  14. Me ha encantado, y la leyenda es preciosa, al final todo podemos recomponer, cueste más o cueste menos, y si queda tan bonito, aún mejor.Kisu kokoro, eres una artista!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh Nireeeeeee, siiiiii los trozos se pueden recomponer tanto en objetos como el corazón. Para este último cuesta mucho más, pero alguien dijo que imposible? Me alegro que te haya gustado, Besazos

      Eliminar
  15. HOla, yo si conocía la técnica y estoy deseando probarla pero en plata. Pero me encanta como la has contado, sobre todo identificándote tanto con ella. La vida nos da sacudidas que no esperamos, pero somos capaces de sobre ponernos y luchar.
    Te deseo lo mejor!!!!

    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, María, qué bien que conocieses la técnica. Esta es mi adaptación a lo que tengo más accesible. Por cierto, en plata quedaría precioso también. Es cierto, la vida nos da sorpresas y de unas nos sobreponemos mejor o peor, pero esto es así, hay que intentar ser feliz, como se pueda. Muchíiiiisimas gracias por tus palabras. Besitooooos

      Eliminar
  16. QUE CURIOSO! me acabas de dejar pegada al ordenador, que post tan bonito! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graaaaaacias Lora! qué ilusión!!!!! Me alegro que te guste el post. :)
      Besos

      Eliminar
  17. Un post muy interesante no conociamos el kintsugi.
    Ja,ja ahora tu plató y taza tienen mucha mas personalidad.
    Nos ha encantado por lo que volvemos arriba y lo releemos.
    Feliz finde.
    Besos de las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chicas,
      Ahora el plato y la taza tienen un montón de personalidad, jajajaja, me encanta incluso más. Gracias y mil besos

      Eliminar
  18. Nos ha emocionado leer tu post por lo que esta técnica, casi una filosofía, representa para ti como forma de vida. Y es espectacular el resultado de aplicarlo en este juego de café. ¡Nos ha encantado conocerlo!

    Un beso fuerte de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chicas,
      lo que más me gustó, quizás más que las cicatrices de oro, fue la filosofía, yo que soy muy fan de las cosas orientales, esto me pareció lo más.
      Besitos y muchas gracias

      Eliminar
  19. ¡Vaya qué interesante! no conocía el kintsugi, pero lo tendré en cuenta a partir de ahora..., y lo mejor de todo es que ya tengo la pasta esa dorada.... ;P
    Muchos besos y buen fin de semana!
    Leo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Leo.
      Me alegro descubrirte el kintsugi. Jjajajaja, a partir de ahora si se rompe algo.... Besos muy fuertes
      :)

      Eliminar
  20. Qué caña con el kintsugi, me he quedado maravillada con la leyenda y con el resultado único y precioso que se consigue!!! Justo hace unas semanas se me rompió una tacita de café con gran valor sentimental, no la tiré, como estoy fatal fatal del síndrome diogenero no tiro nada, pensé que podría servir para algún Diy, y mira ya tengo la solución, y para probar una técnica nueva :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OOOh, no había visto tu comentario. Perdóname!!!!!!!
      Pues siiiiiii, el kintsugi, es una gozada. bonito y con leyenda, así que ya sabes, la taza que se te rompió tendrá ahora mucho más valor (sentimental) que antes.
      Me alegro haber compartido y así que hayas conocido el kintsugi.
      Besitossss

      Eliminar
  21. Desconocia esta técnica, super efectista el resultado!
    besos! Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosina,
      siiiiiiii súper efectista, a mi me encanta y se me nota!!!!
      Besitos

      Eliminar
  22. Muy ilustrativa e interesante tu entrada. Ser positivo y buscar la belleza a nuestro alrededor es lo mejor, y vemos que tú eres una experta en hacerlo. Y estamos seguras que ese trabajo duro con tu niño verá grandes resultados.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,
      Jejejeje, intento aprovechar las ocasiones para pasarlo bien y recargar pilas. El hacer lo que a uno le gusta y ver el lado bueno (o por lo menos intentarlo) es una gozada. Gracias otra vez y muchos besos

      Eliminar
  23. Hola Silvia :
    Me encantó la historia! el resultado de tu arriesgada decición de romper la taza es precioso !
    Besos y hasta prontito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana.
      Siiiiiii la decisión arriesgada a tope, porque también me corté, con uno de los filos, al recoger los trozos, jajajajajaja. Hubo de todo, hasta sangre, jajajajaja
      Gracias por tus palabras y muchos besitos

      Eliminar
  24. Cuando lo ví me pareció tan original y chulo..... Gracias por compartirlo, creo que es uno de esos post que la gente tiene que conocer para poder ver cosas nuevas. Un besazo y gracias!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Olga.
      Por compartirlo y por pensar que merece ser compartido. Me siento muy honrada. Besos muchiiiiiiiiiiiiisimos besos.
      :)

      Eliminar
  25. Hola Olga
    Utilizar pegamento de contacto y pintura dorada Pebeo par algo que vas a usar para comer no creo q es una buena idea...compuestos toxicos de aquellos materiales pueden traspasar a la bebida o alimentos....fijate bien en los componentes delos materiales que utilizaste que lo mas seguro es que los estes ingiriendo.
    un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips