Desembalaje Navarra 2016

Este fin de semana (10, 11 y 12 junio), es la 7º feria de desembalaje en Pamplona, Navarra. ¡Me encantan las desembalajes!

desembalaje navarra


Ainssss, me es imposible acudir, cachisssss. Así que hoy, comparto con vosotros, la visita que hicimos a Pamplona y su 6º desembalaje, el pasado mes de noviembre.

Acompáñame...



Hace años que no íbamos a Pamplona así que, qué emoción (re)descubrir las calles tantas veces vistas por la televisión.

Cuando vi la plaza del ayuntamiento, no pude menos que exclamar: "¡Qué chiquitita!". Y va a ser que soy muy repetitiva, porque mi marido se acordaba que la primera vez que fui, dije lo mismo.

Pues si. Me pareció un sitio muy pequeño, comparado con las imágenes que se ven en la tv, donde se ve la plaza tan llena de gente, tan abarrotada, con tantísima gente, que parecía imposible que cupiesen todos allí.

Aún así, es precioso todo. Lleno de turistas extranjeros y nacionales, lleno de vida.


Ayuntamiento de Pamplona, Navarra


Por supuesto, nos recorrimos las calles del Encierro. Pero en sentido contrario al que hacen los mozos y toros. Estaba anocheciendo, hacía frío pero por lo menos no llovía.

La pequeña hornacina con San Fermín, acaparaba la atención de un grupo y su guía. Tuve que esperar un ratillo a que los rezagados tomasen fotografías, para hacerlas yo.


Hornacina de San Fermín y Museo de Navarra


 Continuamos por Santo Domingo, hasta los corralillos. ¡Qué distinto se ve por la tele! 

corralillos de Pamplona


Volvimos hacia la calle Mercaderes y Estafeta, la plaza del Castillo. ¡Cómo no detenerse en el Monumento al Encierro!


monumento al Encierro, Pamplona


Y así terminamos la tarde y noche del viernes 20 de noviembre, callejeando por Pamplona, curioseando.

A la mañana siguiente, llovía muchíiiisimo. Nuestro plan era pasar la mañana en la feria Desembalaje en el Baluarte, así que tampoco importaba mucho, si llovía o no. Eso sí, frío hacía un rato....

Como veis, en las desembalajes hay todo tipo de objetos: desde cartas manuscritas, llaves antiguas, piezas de porcelana, de coleccionista o de decoración.


feria desembalajes navarra

Maniquies y delicado menaje. Textil, cuadros y esculturas... Brillantes gramolas y giradiscos.

feria desembalaje navarra


Lámparas, teteras y un vestido de novia antiguo. Muchísimos objetos para decorar, colocados primorosamente en las mesas. Muchos libros y un sofá de cuero con capitoné.


feria desembalaje navarra


Una impresionante colección de llaves...


feria desembalaje navarra


Un soldado elegante y marcial. Precioso 

feria desembalaje navarra


Se notaba que en un mes, las Navidades, no sólo en la ciudad con su iluminación ya colocada, sino también en la desembalaje. Unos preciosos ángeles anunciadores...


feria desembalaje navarra


Así que aproveché a comprar dos figuras de navidad de hojalata, que me sirvieron en diciembre para decorar mi puerta, de una forma muy elegante y vintage.


figuras navideñas de hojalata de desembalaje navarra


E hice un montón de fotos más. Pero prefiero que, si tienes la oportunidad de ir a una desembalaje, acercarte y descubre todo lo que allí hay. 

Llevo unos años yendo y nunca me defrauda. Me encanta descubrir todo lo que allí llevan, en este caso 50 expositores: españoles, franceses, portugueses, ingleses y alemanes. Y hacer fotos chulis y curiosas.

Y por supuesto Caty, también estuvo allí... En la plaza del ayuntamiento y en la feria desembalaje. Estuvo en la plaza del Castillo, en el monumento al Encierro y disfrutando del calorcito de una chimenea, al aroma de un café.


Caty en Pamplona, Navarra

E intentamos pasear por la Ciudadela, pero fue imposible. Hasta Caty estaba helada de frío y no le apetecía nada pasear bajo la lluvia. ¡Muy desapacible!


Ciudadela de Pamplona en otoño.


Me encantaron las tiendas de souvenirs, con sus gigantes y cabezudos. Lo precioso que estaba el parque de la Taconera, con el otoño alfombrando el suelo de hojas.

El kiosco de la música de la plaza del Castillo, con la cortina de luz para la decoración Navideña... Y descubrir por las calles en el casco histórico, unos graffitis de musgo. ¡Era la primera vez que veía uno! Estaba seco, pero fue todo un descubrimiento.




Y descubrir el otoño en cualquier lugar, como en este rincón del Parque de los Trinitarios. ¡Una belleza!

Otoño en Pamplona


Y como habéis visto. Nos nevó durante el camino de vuelta a casa. La carretera estaba bien, pero a nuestro alrededor iba cubriéndose de una fina capa blanca. Precioso. A mí me daba un poco de susto pero a la vez, ¡qué belleza! ¡Y qué frío! ¡Y qué bonitooooo!


Nieve sobre Navarra


Y este fue nuestro viaje a Pamplona y a su desembalaje, en noviembre. Con el cambio de fechas, siendo en junio, las temperaturas son más cómodas para acercarse hasta Navarra y a la desembalaje y disfrutar aún más.

Lástima no poder ir... Pero seguro que cojo con más ganas la próxima. Y si tú puedes ir.... ¡Acuérdate de sacar muchas fotos, seguro que compras algo y contármelo!

Espero que os haya gustado y os haya picado un poco, como para ir ;)
Besos


suscríbete por email a silmariñecas

1 comentario:

  1. ¡Me encantan los desembalajes!!
    Gracias por las fotos.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y por tu visita.
¡Vuelve pronto! Besos

Blogging tips